MENÚ

Día de la Atención Primaria 2020 - Escrito del presidente SEMG Galicia Destacado

13-Abr-2020
Valora este artículo
(0 votos)

Galiciaspng2

Dr. Carlos Bastida Calvo
Presidente de la Sociedad Gallega de Médicos Generales y de Familia (SEMG Galicia)

¿Cuántas veces hemos hablado sobre la importancia de la Atención Primaria en todos los sistemas de salud?

¿Cuántas veces hemos advertido sobre la falta de inversión en nuestro sistema de Atención Primaria de salud?

¿Cuántas veces nuestros políticos, e incluso nuestros ciudadanos, hicieron oídos sordos a lo que nosotros decíamos?

¿Cuántas veces tendremos que volver repetir que sin una Atención Primaria fuerte nuestro sistema de salud se verá desvertebrado?

Ahora, con la aparición de una pandemia, inimaginable hace tan solo unos meses, todo lo que estamos viviendo parece una película de ciencia ficción. Los políticos han tardado a reaccionar porque no se lo creían; seguían instalados en sus aparatos de recolección de votos para las siguientes elecciones. La OMS advirtió del peligro, pero hay que reconocer que no lo hizo bien, porque ningún país siguió sus recomendaciones.

De repente, cuando todos vieron el peligro: ¡Hala, a encargar materiales protectores!: mascarillas, test de detección, guantes, batas, gorros, calzas, pantallas, buzos, e incluso respiradores por lo que pudiera pasar. Algunos países tardaron más de la cuenta en reaccionar, debido a que estaban inmersos en disputas políticas dentro del propio staff, o porque estaban pensando en otro tipo de políticas más inmediatas, como la invitación a participar en manifestaciones, o incluso en la promulgación de nuevas leyes que indudablemente podrían esperar debido a la inmediatez de una gran crisis sanitaria. Y claro, cuando accedieron al mercado las existencias de los productos necesarios para la protección de salud, escaseaban o no habían, estaban ya vendidas o reservadas para otros países que habían hecho acopio de las mismas previniendo lo que se avecinaba.

Pero, desgraciadamente, no fueron conscientes de lo que se nos veía encima: una pandemia, con miles de muertos y cientos de miles de contagiados, que iban a colapsar nuestro sistema de salud, y que no seríamos capaces de atender debidamente a todos nuestros enfermos. Además, las consecuencias económicas que todo esto traería consigo: millones de parados, y millones de personas que no recibirían ninguna paga durante meses, y un gran impacto en todas las empresas.

En todo este tiempo, todos los sanitarios de la Atención Primaria de nuestro país hemos estado atendiendo a nuestros pacientes, consultándolos, visitándolos en sus domicilios, atendiendo sus llamadas telefónicas, todo ello, sirviendo como un fantástico filtro; muchos de ellos se contagiaron, probablemente, por la escasez de medios de protección adecuados, y algunos fallecieron por esta causa, dejando a sus familias y a sus amigos y compañeros, huérfanos de su presencia, de su cariño y de su profesionalidad.

Hemos sido capaces de seguir atendiendo en sus domicilios a cientos de miles de contagiados por este virus CoV-2, incluso sin diagnosticar por los test, pero sí por los síntomas en sus domicilios, yendo a verles sin los equipos de protección adecuados porque no disponíamos de ellos, y atendiendo las consultas en nuestros centros sin los equipos de protección necesarios; y es más, recibiendo amenazas de nuestros directivos advirtiéndonos de las consecuencias de no atender a nuestros pacientes aunque no dispusiéramos de los medios de protección adecuados (ahí están las cifras de sanitarios infectados: la mayor del mundo hasta el momento); estando continuamente pendientes de ellos, preguntándoles por su sintomatología, por si había agravamiento de su patología, por cómo se encontraban, indagando sobre los síntomas que nos preocupaban (la fiebre, la tos, la dificultad respiratoria, la diarrea, la pérdida de gusto y/o de olfato, el cansancio, el empeoramiento de sus síntomas iniciales…), y, sobre todo, dándoles ese apoyo diariamente por parte de una persona a la que conocían, a la que están cercanos, incluso varias veces al día, y es más, los sábados, domingos y festivos.

Todos nosotros estábamos pendientes de cada uno de ellos; cuando a las 8 de la mañana nos reuníamos en nuestros centros de salud, era para saber cuántos pacientes teníamos positivos, donde estaban, cuál era su gravedad, y hablábamos sobre todo de aquellos que estaban en las UCIS, y aunque no sé si todos éramos creyentes, estoy seguro de que todos nosotros teníamos un pensamiento “religioso” hacia ellos, poniendo todo nuestro apoyo hacia su recuperación.

Pero, curiosamente, todo nuestro trabajo, obviamente tendría que estar respaldado por el apoyo gubernamental. Que nos dotaría de todos los medios para protegernos de este virus, que ha demostrado que tiene con una gran contagiosidad. Es increíble, que un estado que presume de tener el mejor sistema de salud el mundo, seamos el país que más muertes tiene por esta pandemia, y que más contagiados tiene en nuestros sanitarios.

Les pregunto a nuestros políticos ¿Qué es lo que ha ocurrido?

Espero que algún día nos contesten, pero con motivo del Día de la Atención Primaria (12 de abril de 2020), me gustaría recalcar en la significación que ha tenido y que tiene la AP en nuestro sistema de salud; seguimos siendo los que resolvemos más del 90% de las situaciones de alteración de la salud de nuestros ciudadanos, incluso en esta pandemia, y también con un gran riesgo para nuestra salud, por la falta de medios, y el olvido al que nos tienen sometidos nuestros políticos, sean del color que sean. Es vergonzoso que nos obvien de esta manera, que hasta se permitan cerrar centros de salud de Atención Primaria, que nos obliguen a llevar las residencias de mayores (acaso ¿no sabían cuál era su situación anteriormente a esta crisis sanitaria?, (creo que existe una vicepresidencia de Asuntos Sociales y que asumió todas las competencias en el Estado de Alarma), a acudir obligatoriamente a atender a pacientes graves en hospitales de urgencia recién creados…

¿Valemos para todo? ¿Y entonces por qué no se nos reconoce?

Se han ido nuestros residentes, nuestras enfermeras, para atender a otros servicios, teniendo que asumir sus competencias en nuestros centros, dando a entender que nuestra labor era menos importante.

Recapacitemos, y entendamos que sin esta Atención Primaria, esta pandemia, no solo colapsaría nuestro sistema de salud, sería inviable con la supervivencia de nuestra población.

En fin, que en el Día de la Atención Primaria sigamos todos atendiendo a las recomendaciones de protección contra el virus COVID-19, y mantengamos la calma, confiando que nuestro sacrificio, es por toda la población, por nuestra familia, por nuestros amigos, por nuestros compañeros de trabajo, por nuestros vecinos, por toda España, y por todo el mundo.

También espero que nadie olvide nuestros desvelos a la atención de nuestros pacientes, de nuestros consejos, del confinamiento, que no jugaran con la salud de todos, de los aislamientos y seguimientos de nuestros pacientes que tenían síntomas, y a los que pedimos la realización de  test diagnósticos, y los que no se los hacían, y esperábamos varios días (4- 5- 6- 7 días), hasta que su situación no daba para más y los remitíamos a urgencias, y al final una gran mayoría eran ingresados y todavía continúan; ¿ y el resto? todos esos pacientes con fiebre, tos, con pérdida de gusto/ olfato, con gran astenia, diarrea, cansancio, incluso con una cierta dificultad respiratoria? ¿Quién los atiende?

Obviamente la Atención Primaria, continúa estando al pie del cañón, donde siempre hemos estado, pero desgraciadamente se nos sigue ignorando, a pesar de la importancia capital que ha tenido y tiene en la gestión de esta crisis, desgraciadamente, sin los medios necesarios  para protegerse de la contagiosidad de este virus protagonista de esta película de ciencia ficción que nuca pensaríamos fuese llegar a ser real en nuestras vidas.

Por ello, y ahora más que nunca, apoyemos y confiemos en la Atención Primaria de este gran país.

¡POR UNA ATENCION PRIMARIA MÁS FUERTE, QUE REFUERCE UN SISTEMA DE SALUD MAS SOSTENIBLE!

¡APOYANOS!

PIENSA EN TUS SANITARIOS DE TU CENTRO DE SALUD QUE SIEMPRE ESTAN AHÍ PARA ATENDERTE, PARA ESCUCHARTE.

¡SIEMPRE CERCA DE TI!

OS PIDO TAMBIEN RECONOCIMIENTO Y VUESTRO APOYO PARA LA ATENCIÓN PRIMARIA; SIN LA CUAL ESTARIAMOS REALMENTE HUÉRFANOS DE CUALQUIER SISTEMA DE SALUD

Visto 972 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Abril 2020 13:09
Inicia sesión para enviar comentarios