MENÚ

La SEMG anima a prestar la misma atención a la osteoporosis que a las enfermedades cardiovasculares Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

logo semg NOTICIAS

“Al igual que sabemos valorar perfectamente el riesgo que tiene un paciente de sufrir un evento cardiovascular y, para ello, conocemos sus factores de riesgo y lo tratamos para intentar reducirlo, pensemos y valoremos que ese paciente que tenemos delante de nosotros podría tener un elevado riesgo de fractura por fragilidad”, señala el responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el doctor Carlos Bastida, en el Día Mundial de la Osteoporosis.

Madrid, 20 de octubre de 2021 – El responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el doctor Carlos Bastida, insta en el Día Mundial de la Osteoporosis (20 de octubre) a tomar conciencia sobre la importancia de esta dolencia. “Al igual que sabemos valorar perfectamente el riesgo que tiene un paciente de sufrir un evento cardiovascular y, para ello, conocemos sus factores de riesgo y lo tratamos para intentar reducirlo (tratamos la dislipemia, la hipertensión, los antiagregamos o anticoagulamos, etc.), pensemos y valoremos que ese paciente que tenemos delante de nosotros podría tener un elevado riesgo de fractura por fragilidad”.

bastidaPara ello, Bastida señala que hay que fijarse en sus factores de riesgo de la osteoporosis, como son tener más de 65 años, pérdida de estatura, bajo peso, tabaquismo, etc. y hay que preguntar por sus antecedentes de fractura, así como los de su familia, sondear también al paciente sobre sus caídas, sus hábitos nutricionales, patologías previas y tratamientos. Del mismo modo, hay que valorar su riesgo de fractura adecuadamente utilizando las herramientas y medios diagnósticos de los que disponemos (FRAX, densitometría, radiografía y análisis).

En los casos en los que el riesgo sea elevado, el responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la SEMG anima a no perder la oportunidad y ofrecer a ese paciente la posibilidad de intentar disminuir ese riesgo con una serie de recomendaciones y tratamientos que hayan demostrado su eficacia, reevaluando periódicamente al paciente, para valorar el cambio de su riesgo de fractura, y el cumplimiento y adherencia de las medidas indicadas. “Ya que, como en todas las patologías crónicas, deberemos ser conscientes de la falta de cumplimiento y de la pérdida de la adherencia ya desde el primer año”, en palabras de Bastida.

En esta nueva edición del Día Mundial de la Osteoporosis el doctor Bastida cree que hay que estar aún más alerta frente a este tipo de enfermos tras la pandemia que hemos vivido, la cual ha podido empeorar la salud de aquellas personas con osteoporosis debido a que han tenido que pasar periodos de confinamiento en los que se ha limitado su movilidad y exposición solar. Del mismo modo, el hecho de haber permanecido más horas en el domicilio, ha provocado el aumento de caídas en los hogares, con el consiguiente incremento de las fracturas por fragilidad.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta al esqueleto, caracterizándose por una disminución de la densidad mineral ósea acompañada de una serie de alteraciones en la microarquitectura del hueso, haciendo que éste sea menos resistente, más frágil, y por ello, más susceptible de romperse, de fracturarse, ante cualquier traumatismo que en un hueso normal no provocaría esa fractura.

Alto coste económico y social

En España tiene una alta prevalencia. En concreto, se calcula que unos 2,8 millones de personas sufren osteoporosis en nuestro país. Uno de cada cinco hombres y una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura por fragilidad en lo que le resta de vida.

Las fracturas por fragilidad son producidas por traumatismos de bajo impacto: caída desde el nivel del suelo o en sedestación. Las más frecuentes son las de cadera, vertebrales, tercio distal de radio y hombro. En España se producen unas 330.000 fracturas al año y, de ellas, unas 72.600 fracturas son de cadera.

Según advierte el responsable del Grupo de Trabajo de Aparato Locomotor de la SEMG, estas fracturas tienen una importante repercusión socioeconómica. El coste de una fractura de cadera estaría en 10.246 €; 4.923 € las vertebrales, y 2.457 € las de muñeca. Pero, sobre todo, “estas fracturas tienen también un altísimo coste social, ya que van a inducir dependencia, van a disminuir mucho la calidad de vida de quienes las padecen y aumentan la morbimortalidad”, según el experto.

pdfNOTA DE PRENSA - 20211020

 
Visto 298 veces Modificado por última vez en Miércoles, 20 Octubre 2021 10:56
ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Sitio Web: ithemeslab.com