MENÚ

“Nuestra prioridad ha sido siempre la salud de los pacientes, a pesar de los riesgos que hemos asumido en Atención Primaria” Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

FirmaMail 1000x139px

 

El XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia que la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) que se celebra estos días en Palma se ha puesto sobre la mesa la importancia del médico de familia en combatir la pandemia en diferentes escenarios: en el centro de salud, en las urgencias hospitalarias, en las urgencias extrahospitalarias y en las residencias sociosanitarias y centros COVID-19.

Palma, 17 de junio de 2021 – La Atención Primaria en esta pandemia ha jugado un papel principal, con un trabajo callado, a veces poco reconocido, y muchas veces injustamente tratado. En la fecha de este comunicado, en España había cerca de 3.700.000 casos de COVID-19 de los que cerca de 500.000 necesitaron ingreso hospitalario incluyendo UCI para algunos. “Estas cifras nos dicen que el 87% de los pacientes COVID-19 fueron diagnosticados, seguidos, acompañados desde la Atención Primaria, este volumen de atención lo que nos confirma el trabajo realizado, a lo que debemos sumar el trabajo habitual, que no se ha dejado de realizar en ningún momento a pesar de las dificultades”, según ha afirmado el Dr. Lorenzo Armenteros, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).
Armenteros ha realizado estas declaraciones en el marco de la Mesa de controversia del XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia dedicada al papel de la Atención Primaria en la pandemia y titulada “un solo profesional, múltiples escenarios”. En concreto, durante el congreso de la SEMG se ha puesto sobre la mesa la importancia del médico de familia en combatir la pandemia en diferentes escenarios: en el centro de salud, en las urgencias hospitalarias, en las urgencias extrahospitalarias y en las residencias sociosanitarias y centros COVID-19.
Durante la pandemia “nuestra prioridad ha sido siempre la salud de nuestros pacientes, a pesar de las dificultades y riesgos que hemos asumido en Atención Primaria, y a pesar de la incomodidad de tener que enfundarnos los equipos de proyección individual durante largas horas”, según la doctora Isabel Orlandis, que presta atención en el Centro de Salud Andratx de Palma de Mallorca, y ha sido la encargada de aportar la visión del médico de Familia de Urgencias Extrahospitalarias sobre la crisis sanitaria vivida en nuestro país, dentro de la Mesa del congreso.
“La Atención Primaria, ha sido, es y será el primer contacto de todas las consultas que precisen atención sanitaria ya sean de carácter urgente o no”, según Isabel Orlandis. La doctora ha explicado en el congreso de la SEMG que, desde que empezó la pandemia de la COVID-19 en marzo de 2020, las consultas de Atención Primaria han sufrido un “cambio radical”, fundamentalmente basado en la forma de atender a los pacientes. “En ningún momento se les dejó de atender, si bien sí es cierto que, en el periodo más duro de la pandemia, la mayoría de las consultas pasaron a realizarse telefónicamente, en lugar de presencialmente, con el objetivo principal de evitar posibles contagios en los centros de salud”.
Durante estos meses, la consulta telefónica ha servido de cribado para valorar si el paciente debía acudir para ser valorado presencialmente por su médico. La atención urgente, es decir, la que no se podía demorar, a veces ha sido atendida previo cribado telefónico, y muchas otras veces se ha atendido en las urgencias del centro de salud, al presentarse el paciente de urgencias sin previo aviso, según se ha puesto de manifiesto durante la Mesa de controversia del congreso.
Objetivo: evitar contagios
“Los cambios en la manera de atender a todos los pacientes de urgencias han radicado principalmente en las medidas de prevención para evitar posibles contagios. Ha sido una etapa muy dura, estresante, sobre todo por la gran incertidumbre con que ha ido evolucionando el desarrollo de la pandemia”, según la doctora Orlandis.
“Esta incertidumbre también se manifestaba en cada acto clínico que realizábamos, al no poder obtener datos objetivos, nos obligaba a ser más exhaustivos en la obtención de datos que nos orientasen a un mejor diagnóstico y seguimiento. Para ellos hemos utilizado herramientas como entrevistas estructuradas que permitían reducir la incertidumbre, y sobre todo obtener datos de alarma que nos orientaran en la posible gravedad o empeoramiento”, recordó Armenteros.
“Empezamos disfrazándonos con bolsas de basura porque no había EPIs; la población también ha colaborado, cosiéndonos batas impermeables, elaborando pantallas de protección, etc. Afortunadamente, ahora ya no tenemos déficit de equipos de protección, pero para muchos colegas ha llegado demasiado tarde y, desgraciadamente, se han quedado por el camino”, lamentó la doctora.
“La Atención Primaria ha sido el nivel asistencial más golpeado, sobre todo en lo momentos iniciales, donde nos enfrentábamos a un enemigo asesino sin protección y sin apoyo de las autoridades sanitarias, que minimizaban él problema”, reiteró el portavoz de la SEMG en la mesa. “Hoy nuestro homenaje a quienes dieron su vida por protegernos”.
Entre las consecuencias de la pandemia, está el hecho de que, debido al miedo de acercarse al centro de salud por la posibilidad contagio, parte de la patología urgente no se ha atendido a su debido tiempo, a pesar de que, una de nuestras prioridades ante la consulta no presencial era la de evitar estas situaciones, intentando que cualquier dato o signos sospechoso de patología grave tuviese la mayor rapidez de atención, según los doctores participantes en la mesa.
Tanto Orlandis como Armenteros han concluido deseando que la atención en las consultas se normalice cuanto antes, y que se pueda agregar lo bueno que hayamos podido aprender de esta dura etapa. “La organización de las consultas no presenciales fue por la autoridad sanitaria, no por decisión de los médicos, de esta forma, esta misma autoridad está obligada a defender la labor de los médicos y a tomar las medidas necesarias para retomar la asistencia, y que, a pesar de lo dramático de esta pandemia, se pueda conseguir una normalidad mejorada, con una gestión adecuada de la demanda, tiempo y dignidad en la atención a nuestros pacientes, evitando aspectos negativos, como la masificación y la sobredemanda y conseguir la atención de calidad que merecen nuestros pacientes”, reiteró Armenteros.

pdfNOTA PRENSA - 20210617-3

 

 
Visto 505 veces Modificado por última vez en Jueves, 17 Junio 2021 16:50
ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Sitio Web: ithemeslab.com