MENÚ

CÓMO CURAR UNA HERIDA Destacado

Valora este artículo
(0 votos)
ImagenAutor D. José Manuel Cuervo Menéndez Miembro del Grupo de Urgencias y Emergencias de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)
Volver

¿Por qué no es bueno soplar una herida?
El acto de soplar una herida, aunque sea algo intuitivo y que se ha hecho tradicionalmente para aliviar el escozor generado por el traumatismo o por la aplicación de un antiséptico, no es recomendable, pues en la boca conviven un gran número de gérmenes, que con esta maniobra pueden ser proyectados sobre la herida, pudiendo contribuir a desarrollar una infección en la misma, al no contar ya con la protección natural de la piel.

¿Es aconsejable dejar la herida al aire libre?
Las heridas no curan o cicatrizan más rápido al aire libre. Existe la creencia de que las heridas que permanecen descubiertas para que les dé el aire o el sol se secarán antes, disminuyendo el tiempo de cicatrización. Hoy día se sabe que esto sólo aumenta la posibilidad de contaminación y, por tanto, el riesgo de infección. Además, el tejido de cicatrización requiere de un balance adecuado de humedad para que las células encargadas de producir el colágeno y los demás componentes de la piel trabajen adecuadamente. Por tanto, cubrir la herida con un apósito adecuado, ayuda a mantener la temperatura y humedad requeridas para una cicatrización correcta, evitando, también, la formación de costra, que al contrario de lo que suele creerse, la retrasa.  Por otra parte, la exposición al sol no es conveniente, pues puede producir inflamación de la herida y posterior pigmentación de la piel.

Se cree que el agua oxigenada o el alcohol son buenos desinfectantes, ¿es así realmente?
Tanto el alcohol al 70% como el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) se han utilizado durante mucho tiempo como antisépticos de elección en la cura de heridas. Sin embargo, hoy en día están en desuso frente a otros antisépticos como la clorhexidina o la povidona yodada.
El alcohol, aunque es un antiséptico de efecto rápido y actúa sobre un gran número de microorganismos, no se recomienda su uso en heridas, porque es muy irritativo, destruye las membranas celulares, reseca la piel y favorecer la formación de coágulos que permiten la colonización de las bacterias supervivientes. Se recomienda su uso como antiséptico sobre piel intacta.
Por otra parte, el agua oxigenada también es irritativa, destruye tejido sano y además su acción es muy breve, pues es rápidamente degradada por las enzimas de los tejidos.

¿Cuál es el mejor desinfectante para tratar una herida?
Los dos antisépticos más utilizados hoy en día son la clorhexidina y la povidona yodada. 
La clorhexidina posee un amplio espectro de actividad frente a microorganismos y al ser trasparente, permite ver la evolución de las heridas. Su inicio de acción comienza en unos 15-30 segundos y sus efectos se mantienen unas 6 horas.  Se han descrito pocos casos de irritación de piel y mucosas y, además, su absorción a través de la piel es mínima y por tanto produce escasas reacciones sistémicas.
Por otra parte, el yodo es un potente germicida frente a bacterias, micobacterias, hongos, virus, etc. En forma se povidona yodada, se libera lentamente de forma que se consigue que sea menos irritante.  Su inicio de acción se produce a los 3 minutos de su aplicación y el efecto antiséptico se mantiene durante 3 horas (la mitad que en el caso de la clorhexidina). Aunque la absorción a través de la piel es mínima, no debe usarse de manera prolongada en embarazadas y lactantes, ya que el yodo absorbido puede atravesar la placenta y ser excretado a través de la leche materna. 

¿Si escuece la herida es que está curando?
Se tiene la creencia de que presentar una sensación de picazón en la herida, es señal de que está comenzando a curar. Si bien es cierto, que, en las etapas finales de la curación, puede producirse un proceso de contracción para que los bordes de la herida logren juntarse, dando lugar a una sensación de tirantez y picor, en muchos casos éste puede ser un signo de infección, sobre todo si se acompaña de mal olor, inflamación y enrojecimiento. 

¿Por qué es malo arrancarse las postillas?
En muchas ocasiones, tras producirse la herida la sangre se coagula, seca y crea una superficie dura sobre la misma, la costra, que no es otra cosa que restos secos de sangre que se adhieren a la superficie de nuestra piel.  Es el medio que tiene nuestro organismo para proteger la piel lesionada mientras se repara. Si arrancamos la costra, inflamamos la herida y el proceso de reparación se altera, por lo que, si las manipulamos, quedará una cicatriz de peor aspecto estético. En definitiva, las costras deben mantenerse dejando que sea el propio organismo el encargado de eliminarlas. Sólo deben ser retiradas en caso de falta de limpieza en la herida, signos de infección como dolor, enrojecimiento o supuración, o en aquellas heridas de cierto tamaño en las se produce un retraso de la cicatrización por quedar el espacio interno de la misma cubierto por la costra, impidiendo la creación de nuevo tejido. En estos casos es recomendable recurrir a un profesional sanitario.

Lamerse las postillas, ¿sí o no?
Como ya se ha comentado antes, en la boca existen una gran variedad de bacterias, por lo que lamerse la herida sólo puede contribuir a aumentar el riesgo de infección por contaminación de la misma.

¿
Cómo curar una herida paso a paso?
Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Valorar la gravedad de la herida y decidir si puede curarse en casa o debe acudirse a un centro sanitario.
  • Lavar las manos, aunque vayan a usarse guantes.
  • Ante una herida sangrante, realizar una compresión sobre ella con una gasa seca, durante unos 5 minutos sin levantar la mano. Si la sangre empapa la gasa, aplicar una nueva encima, sin retirar la anterior. Si a pesar de la compresión sigue sangrando, será necesario acudir a un centro sanitario.
  • Una vez ha cesado el sangrado, lavar la lesión con suero fisiológico o agua potable. Se debe intentar que el agua arrastre la suciedad desde el centro a los bordes de la herida. Se puede usar un jabón neutro. No lavar la herida con antisépticos locales.
  • Una vez limpia, efectuar el secado de la lesión con una gasa limpia, sin frotarla. No usar algodón, ya que sus pequeños filamentos suelen quedarse enganchados. Si la herida se mantiene sucia, puede ser necesario acudir a un centro sanitario.
  • Aplicar un antiséptico para prevenir la infección. Antes de utilizar el antiséptico es necesario asegurarse de que la persona no sea alérgica.
  • Cubrir la herida con un apósito.
  • Realizar la limpieza de la herida y la aplicación del antiséptico cada 24 horas. Si a los 7 días la herida no ha cicatrizado o, si en algún momento muestra signos de infección, como dolor, piel enrojecida o supuración, acudir a un centro sanitario.
Visto 6324 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Julio 2022 10:11
Inicia sesión para enviar comentarios