MENÚ

¿Existe la astenia primaveral?

Valora este artículo
(0 votos)
ImagenAutor Dr. Santiago Taboada Rivas Miembro del Grupo de Residentes y Jóvenes Especialistas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)
Volver

¿Es la primavera una estación en la que podemos estar más cansados de lo habitual?

Sí. Factores como el cambio de horario, el aumento de temperatura, los cambios de presión atmosférica y humedad, las horas de luz o la alergia al polen, provocan en el organismo un proceso de adaptación al medio que no sobrepasa las dos semanas de duración, durante el cual las personas pueden presentar síntomas como la fatiga, la somnolencia diurna, la dificultad en la concentración, la falta de apetito ó el aturdimiento.

¿Qué relación guarda con la astenia primaveral? ¿Por qué se caracteriza este fenómero?

La astenia primaveral no es considerada una patología, si bien puede entenderse como un proceso de adaptación al cambio de factores ambientales antes citados, los cuales provocan síntomas de fatiga, somnolencia diurna, dificultad de concentración, aturdimiento, irritabilidad que no exceden las dos semanas de duración. Personas alérgicas al polen pueden son más sensibles a este cambio estacional.

¿Es más frecuente en hombres que en mujeres? ¿Lo padecen por igual niños-adultos-ancianos?

No está claro que los hombres padezcan más esta sintomatología que las mujeres. No obstante, algunos estudios afirman que hay una mayor prevalencia en hombres que en mujeres, un 56% en hombres frente a un 44% mujeres.

En cuanto a los rangos de edad, niños y ancianos son más sensibles a estos cambios ambientales de estación que personas adultas de mediana edad.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar ese cansancio?

- Anticiparse al cambio de horario, adaptando gradualmente la rutina diaria a la nueva hora antes de que este cambio se produzca.

- Llevar un horario regular del sueño.

- Llevar un horario regular de comidas, menos alimentos calóricos y más frutas y verduras. Desayuno fuerte y cenas ligeras.

- No es preciso el aporte de vitaminas, si no una correcta alimentación.

- Abundante hidratación.

- Realizar ejercicio moderado.

Visto 2091 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Diciembre 2019 13:26
Inicia sesión para enviar comentarios