MENÚ

La SEMG y Salud sin Bulos recomiendan a enfermos crónicos hacer ejercicio físico en casa Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

semg saludsinbulos

El ejercicio físico supervisado y personalizado por un profesional acreditado ayuda a estos pacientes a mejorar su musculatura, reducir el dolor y aumentar su independencia funcional.

Los beneficios de la actividad física en la cardiopatía isquémica van en aumento hasta las 8-12 semanas después de comenzar un programa de ejercicio.

Una de cada cien muertes cardiovasculares puede atribuirse a temperaturas extremas.

Madrid, 26 de julio de 2023. La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y el Instituto #SaludsinBulos recomiendan a los pacientes con patologías crónicas que en los meses de calor realicen ejercicio físico en casa, supervisado por expertos, para mejorar su condición y ganar en autonomía funcional sin arriesgarse a los golpes de calor.

“En redes sociales circula desinformación que desaconseja el ejercicio físico en este colectivo y que puede afectar a su forma física y aumentar su morbimortalidad. Por ello, hemos decidido elaborar un listado de ejercicios recomendados con información veraz para que estos pacientes puedan practicar deporte de forma segura y saludable desde sus hogares pese a las altas temperaturas del exterior”, comenta el doctor Francisco José Sáez Martínez, coordinador del Grupo de Trabajo en Cronicidad de la SEMG.

ejercicio en casaEn España, en 2021, según datos del BDCAP del Ministerio de Sanidad, hay 41.900.069 personas con patología crónica, siendo 20.673.479 las que se encuentran en control sanitario. Y, según el Eurobarómetro de la Unión Europea, casi la mitad de la población adulta en España reconoce no practicar ningún ejercicio físico. Esta cifra es mayor en pacientes con enfermedades crónicas, quienes tienen miedo de practicar ejercicio en los meses de más calor, según advierte Miguel Aragón, fisioterapeuta colaborador de #SaludsinBulos y coordinador de la plataforma de ejercicios 10Mets.

A este respecto, un estudio publicado recientemente en la revista Circulation confirma que las personas con patologías cardiovasculares tienen un mayor riesgo de mortalidad al exponerse a temperaturas elevadas. Así, 1 de cada 100 muertes cardiovasculares puede atribuirse a las temperaturas extremas.

Sin embargo, SEMG y #SaludsinBulos aseguran que la práctica del ejercicio físico puede llevarse a cabo sin riesgo para la salud en las olas de calor si se realiza en casa y pautado por especialistas. “Las olas de calor que estamos sufriendo representan un riesgo para la salud de colectivos vulnerables como los enfermos crónicos pero, afortunadamente, hoy en día hay muchas opciones para hacer ejercicio de forma segura y saludable en casa. Con una adecuada ventilación e hidratación y realizando los ejercicios adecuados, los beneficios para estos colectivos están contrastados”, afirma el doctor Sáez Martínez.

Las rutinas recomendadas en el listado incluyen tanto ejercicios de flexibilidad y estiramiento como de fuerza con peso ligero, respiración y de moderada intensidad, entre otros. Se trata de pautas para ayudar a mejorar la musculatura, reducir el dolor y aumentar la independencia funcional.

“En aquellas enfermedades crónicas más frecuentes y graves en nuestro país el ejercicio físico plantea mejoras. En el control de la diabetes favorece la pérdida de peso, debido al consumo de grasas por parte del músculo en actividad y proporciona una reducción de la dosis de insulina si la práctica deportiva es regular”, explica el doctor Sáez Martínez. “Además, reduce la incidencia de la hipertensión arterial y de las enfermedades cardiovasculares, mejora la función cardíaca, la calidad de vida y reduce los síntomas relacionados con insuficiencia cardiaca”, añade el experto.

El coordinador del Grupo de Trabajo de Cronicidad de la SEMG también destaca los beneficios de la actividad física en la cardiopatía isquémica, que van en aumento hasta las 8-12 semanas después de comenzar un programa de ejercicio y se mantienen mientras se sostiene el mismo nivel de entrenamiento. “Si se interrumpe, sus beneficios se pierden en 1-3 meses, por lo que, en las técnicas de rehabilitación, por ejemplo, tras un infarto, se insiste en la necesidad de realizar los ejercicios indicados de forma continuada.

Por último, el doctor Sáez Martínez señala que el ejercicio físico tiene evidentes beneficios psíquicos, haciendo que la persona se sienta mejor”.

El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda que la temperatura ambiente ideal para que las personas mayores con enfermedades crónicas lleven a cabo ejercicio físico en sus casas debe situarse entre los 18 y los 22 grados. A medida que la temperatura ambiental es mayor hay que tomar ciertas precauciones, como aumentar el tiempo de descanso, disminuir la intensidad y duración del ejercicio, incluso parar la práctica cuando el termómetro esté cercano a los 30º.

Por otra parte, el documento indica que los ejercicios siempre deben ser supervisados por un experto y personalizados en función de la condición física del paciente. Según los resultados de un estudio publicado en la revista Sports Medicine, el entrenamiento supervisado de equilibrio y/o resistencia mejora las medidas de equilibrio y fuerza/potencia muscular en mayor medida que los programas no supervisados en adultos mayores. Así, los autores recomendaron incluir sesiones supervisadas en los programas de entrenamiento de los adultos mayores.

“Es importante tener en cuenta que cada persona es única y el ejercicio siempre debe ser ajustado a sus características individuales fisiológicas y patológicas. Del mismo modo, las recomendaciones pueden variar según la condición médica específica”, comenta el Dr. Pablo Berenguel, responsable del Grupo de Trabajo de Medicina Deportiva de la SEMG.

El especialista destaca que “siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de iniciar un programa de ejercicio debido a que cada variable tiene sus especificaciones. Igualmente, es importante modificar los ejercicios según las capacidades y limitaciones individuales sin que empeoren su condición. La constancia y la progresión gradual son claves para obtener resultados positivos, estableciendo metas realistas sobre un programa de ejercicio que se adapte a cada circunstancia.”

Listado de ejercicios recomendados en casa para mayores con patologías crónicas

ver infografía

1. Realiza siempre ejercicio bajo supervisión de expertos. Es importante siempre consultar siempre antes a un profesional para personalizar los ejercicios.

2. Ejercicios de flexibilidad: Los ejercicios deben ser suaves y lentos para mejorar la flexibilidad. Hay que mantener cada estiramiento durante al menos 15-30 segundos, sin rebotar y prestar especial atención a las áreas con mayor rigidez o tensión muscular. También son aconsejables estiramientos después de haber calentado los músculos con actividad aeróbica ligera.

3. Ejercicios de fuerza con peso ligero. Es recomendable usar pesos ligeros o bandas elásticas para todos los grupos musculares principales de la economía sistémica musculoesquelética con 2 a 3 series de cada ejercicio, con 10 a 15 repeticiones por serie, incrementando gradualmente la carga o resistencia a medida que el sujeto se sienta más fuerte y cómodo.

4, Ejercicio aeróbico de intensidad moderada: Son actividades de bajo impacto, como, por ejemplo, andar por las dependencias de la casa, bicicleta estática o bailar, realizando al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado por semana, distribuidos en sesiones de al menos 10 minutos, evitando las actividades que generen impacto excesivo en las articulaciones.

5. Ejercicios en silla: Hay muchos ejercicios que se pueden hacer mientras se está sentado, lo que puede ser útil para las personas que tienen dificultades con la movilidad o el equilibrio. Esto podría incluir levantamientos de piernas, giros del torso y levantamiento de brazos.

6. Ejercicios de respiración y control del esfuerzo: Hay que generar una respiración controlada y profunda durante el ejercicio escuchando al cuerpo, que generará un feed back.

7. Pilates. Este tipo de ejercicio se enfoca en el control del cuerpo y la respiración, y puede ser de intensidad muy baja. Existen variantes de Pilates que se pueden hacer en silla o en suelo con una colchoneta, lo que es ideal para personas con diferentes niveles de movilidad.

8. Ejercicios de agua. Si hay acceso a una piscina, los ejercicios acuáticos pueden ser una excelente opción. El agua proporciona resistencia para un buen entrenamiento, pero también es fácil para las articulaciones.

9. Juegos de equilibrio y coordinación: Actividades como lanzar y atrapar una pelota o juegos de equilibrio pueden ser también divertidos y beneficiosos.

10. Hidratación. Por último, es clave beber agua antes, durante y después del ejercicio para evitar la deshidratación.

 

pdfNOTA DE PRENSA - 20230726

pdf10 RECOMENDACIONES DE EJERCICIOS EN CASA PARA MAYORES CON PATOLOGÍAS CRÓNICAS

 

Visto 997 veces Modificado por última vez en Jueves, 27 Julio 2023 10:59
ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Sitio Web: ithemeslab.com