MENÚ

Grupo de Trabajo de Ecografía Cardiovascular

Dr. Roberto Fernández Álvarez

Médico de familia con ejercicio en Servicio de atención primaria
de Allariz (Ourense).

Doctor en Medicina por la Universidad de Santiago de Compostela.

Experiencia docente en actividades formativas de ecocardioscopia
organizadas por la Sociedad Española e Médicos Generales
y de Familia (SEMG). Colaborador en el desarrollo de la aplicación
móvil “ecocardioscopia”, desarrollada conjuntamente por la SEMG
y la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Hoy ya nadie duda que la ecografía clínica es una técnica diagnóstica que reúne óptimas características para su aplicación en atención primaria y en urgencias. La tendencia actual es hacia una mayor implantación en el primer nivel de atención, escenario óptimo para la realización de la ecografía multiórgano, que combina información de diferentes áreas ecográficas para obtener una evaluación integral del paciente.

El estudio de la función y estructura del corazón debe formar parte de esta evaluación, ya sea como una prolongación de la exploración física para reconocer datos clínicamente relevantes y de diagnóstico asequible (ecocardioscopia) o, si el entrenamiento del profesional lo permite, incluir parámetros específicos del ecocardiograma reglado, más propio del laboratorio de ecocardiografía.

El médico de familia se enfrenta a diario a patologías agudas de alta incidencia, como la insuficiencia cardíaca o el derrame pericárdico, y a situaciones crónicas de alta prevalencia, como la hipertrofia ventricular o la disfunción diastólica, ante las que no debe resignarse a un manejo con la limitada asistencia instrumental de un fonendoscopio.

Varios estudios de los últimos años evaluaron el uso de ecocardiografía por parte de los médicos de cabecera en comparación con el cardiólogo como referencia, y todos encontraron que, después de cortos períodos de formación, podían evaluar la forma y función del ventrículo izquierdo con una precisión lo suficientemente alta como para modificar el manejo pronóstico y terapéutico. Otras variables, como la evaluación funcional de la válvula mitral, la detección de hipertrofia ventricular izquierda, la valoración de la fracción de eyección o la detección de disfunción ventricular diastólica, mostraron un alta concordancia entre médicos de familia y cardiólogos. La capacidad de detectar líquido pericárdico encontró altas sensibilidades y especificidades en muy cortos períodos de entrenamiento.

Por tanto, el estudio ecográfico del corazón se presenta como una técnica útil también para el médico no cardiólogo. La formación y entrenamiento en este campo puede mejorar, en breve, el diagnóstico y tratamiento de muchas patologías que a día de hoy son objeto de un atención inadecuada y, a menudo, tardía.

ACTIVIDADES
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
Síguenos en...