MENÚ

ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

ORTIZ SANCHEZ FRANCISCO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

URL del sitio web: http://ithemeslab.com

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

 Encuesta SEMG para conocer la satisfacción de los pacientes sobre la atención recibida en los centros de salud durante la pandemia

Encuesta pacientes covid19Desgraciadamente, durante la pandemia de coronavirus son muchas las personas que han contraído la enfermedad o se han visto obligadas a hacer aislamiento domiciliario preventivo tras un contacto con una persona infectada. Muchas otras han sufrido las limitaciones, realizadas con motivo de seguridad, al acceso presencial en los diferentes centros de salud. Desde Atención Primaria hemos intentado hacer un seguimiento cercano de todos nuestros pacientes, con las dificultades que implica la atención telefónica.

Para la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) es muy importante conocer la opinión de los pacientes sobre la atención recibida por su centro de salud durante la pandemia, por eso hemos lanzado la Encuesta Satisfacción de los pacientes sobre la atención recibida por Atención Primaria durante la pandemia por coronavirus. Para que pueda llegar a un mayor número de personas, la SEMG está pidiendo colaboración a las organizaciones de pacientes, cuyas respuestas nos ayudarán a mejorar. 

Responde aquí a la Encuesta:

 

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

Seis de nuestras Sociedades Autonómicas -Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña Galicia y Madrid- con situaciones muy dispares, responden a tres preguntas sobre si estaba preparada la Atención Primaria en su comunidad para afrontar la fase de desescalada y sobre lo que creen que sería necesario para hacerlo, tanto ahora como en el futuro ante nuevas crisis causadas por la nueva enfermedad COVID-19.

  1. ¿Está preparada la Atención Primaria, por medios, estructura y personal para asumir el importantísimo papel que el Gobierno le otorga y ser una pieza clave en el nuevo protocolo de detección de casos? 

  2. Al margen de la consabida necesidad de más financiación, ¿habría que introducir protocolos o medidas específicas para que esto fuera posible? 

  3. Una vez superada la crisis y la fase de desescalada, ¿habría que mantener una estructura estable y consolidada en primaria para hacer frente a posibles nuevas crisis? ¿Cómo debería ser esa estructura? 

Accede aquí a las respuestas de nuestros representantes autonómicos

 

 

Logo CATALUÑA BIG LUTO LAZO NEGRO LITE

Manifiesto por el Día Mundial del Médico de Familia

  • Hoy, día 19 de mayo se celebra el Día Mundial del Médico de Familia. SEMG Cataluña se suma a las felicitaciones y reconocimientos que desde numerosas instituciones se hacen llegar a este colectivo de profesionales, los Médicos de Familia 

  • Queremos enfatizar la labor realizada y el comportamiento ejemplar de los Médicos de Familia durante la actual pandemia por COVID-19

  • Reivindicamos Justicia, Respeto, Reconocimiento y Dignidad” para nuestros profesionales  

Barcelona, 19 de mayo de 2020 - Como en estos últimos años, la Sociedad Catalana de Médicos Generales y Médicos de Familia (SEMG Catalunya) celebra y a la vez reivindica en este Día Internacional la necesidad de empoderar la Atención Primaria y, para ello, reclamamos los recursos necesarios para ejercer sus múltiples funciones, así como para desempeñar los nuevos retos que les han sido encomendados para la gestión de esta pandemia, y ahora también para el periodo de desescalada.

Hasta ahora, el papel de la Atención Primaria durante la pandemia ha sido fundamental en la detección, seguimiento y evaluación de pacientes con COVID-19 y, de cara a la nueva etapa, continuará teniendo un papel relevante, no solo en la detección y manejo de los nuevos casos comunitarios, sino en la gestión de los contactos y, por tanto, es necesario dotarla de la capacidad diagnóstica necesaria y de los recursos técnicos y humanos adecuados.

Asimismo, como puerta de entrada al Sistema de Salud, deberá seguir atendiendo de forma longitudinal e integral a la población y la comunidad, prestando especial atención, como siempre, a los pacientes crónicos, a los nuevos conflictos de salud mental derivados de la pandemia y de la situación de confinamiento, además de contribuir a la atención y resolución de los problemas derivados del impacto social de la epidemia.

En los últimos años, y particularmente desde la crisis económica que se inició en 2008, el presupuesto dedicado a la AP ha ido descendiendo paulatinamente, así como el de otras especialidades menos visibles del sistema, como la Epidemiología, la Salud Pública, etc. Este descenso presupuestario ha sido más acusado que el producido en el nivel hospitalario.

Esta falta de inversión en Atención Primaria de Salud (producto de los recortes llevados a cabo desde la crisis económica que se inició en 2008 y que se alarga hasta nuestros días) produce numerosas disfunciones en el sistema, como:

  • La disminución del personal en los centros de salud, no cubriéndose vacantes, bajas laborales, vacaciones, etc.

  • La sobrecarga de trabajo para el resto de profesionales sanitarios por el elevado número de pacientes que le son asignados.

  • La presencia anecdótica y voluntarista de la intervención comunitaria y la ausencia casi absoluta de participación comunitaria real.

  • El descenso y deterioro de la atención familiar domiciliaria.

  • Las restricciones en el uso de nuevos medicamentos o pruebas diagnósticas, entre otras cuestiones relevantes….

Podríamos decir que la Atención Primaria ha sido la encargada de pagar la factura de la crisis, ya que los recortes presupuestarios que se han llevado a cabo en estos últimos años, no sólo han sido más acusados que el producido en el nivel hospitalario, sino que además no se han revertido posteriormente en la misma escala que en los hospitales.

Así, la llegada de esta pandemia, ha encontrado una Atención Primaria que partía de una situación crónica precaria en recursos humanos, con poco personal, que en muchos Centros de Salud se ha agravado por la pandemia, y sin los medios de protección y diagnósticos adecuados, no es de extrañar que los médicos de familia sean el colectivo con más infectados y víctimas entre los sanitarios por COVID-19.  

La Atención Primaria de Salud, es versátil y con gran potencia de adaptación a situaciones adversas, tiene una alta capacidad resolutiva y de filtro de patologías según la gravedad, lo que ha permitido que la mayor parte de los enfermos y sus familias sean atendidos en el CAP o en sus propios domicilios, con los cuidados habituales y derivados convenientemente al nivel hospitalario, cuando la situación así lo ha requerido, o haciéndose cargo de los enfermos menos graves y de los terminales y también de dar soporte a sus cuidadores y familiares en una coyuntura de gran angustia e incerteza; y, todo ello, a pesar de que al principio de la pandemia, ningún político se acordó de la Atención Primaria e incluso fue criticada por algunos estamentos.

Los médicos de familia ya desde el inicio de la crisis de la pandemia por el SARS-CoV2, se han reorganizado adaptándose, pese la dificultad, a los nuevos cambios (nuevos protocolos diarios, doble circuito COVID /no COVID); han incorporado a la práctica clínica cuestiones novedosas  como, por ejemplo, las ecografías pulmonares; implementando la consulta telefónica y telemática o el seguimiento de los algoritmos de detección de casos graves mediante radiografía y ecografía que se han realizado y puesto en marcha sin medios, estructura, ni personal extra, y todo ello a pesar de su ausencia en la organización y gestión de la epidemia, cuando en nuestra opinión deberían ser parte fundamental y necesaria para su control. Tuvimos la sensación de haber pasado de ser la “puerta de entrada” del Sistema de Salud, a la “puerta ignorada” del mismo, y aun así entre el 80 y 90% de los casos confirmados o de sospecha del COVID-19 se han manejado desde la Atención Primaria.

Desde SEMG Cataluña apostamos para que la Atención Primaria siga vertebrando el papel de puerta de entrada del Sistema Nacional de Salud, potenciando su Red Centinela de Vigilancia Epidemiológica -que no ha sabido aprovecharse para hacer un seguimiento y valoración de la pandemia- dotándola de suficiente personal y de los recursos necesarios, prescindiendo de las inercias administrativas y burocráticas que lastran las tareas de los médicos de familia, en detrimento de tareas asistenciales ya sea de atención directa a los pacientes y a la comunidad…; pero, a pesar de los escasos medios, estamos convencidos de que la Atención Primaria podrá gestionar y adaptarse a cualquier crisis o adversidad.

Por todas estas razones, también queremos apoyar en este día las justas reivindicaciones del Sindicat de Metges de Cataluña, con su lema Justicia, Respeto, Reconocimiento y Dignidad”. 

Justicia por el esfuerzo realizado, el riesgo asumido y sobretodo reparando el daño a los compañeros muertos o contagiados.

Respeto a nuestras decisiones clínicas, a nuestros derechos laborales y a tener tiempo para una formación continuada adecuada y a cargo de la empresa.

Reconocimiento del trabajo realizado, del esfuerzo y el sacrificio que desde siempre ha caracterizado a los médicos de familia y finalmente

Dignidad, dispensando el trato y la consideración retributiva que por formación y dedicación los médicos de familia se merecen.

Antes de finalizar, desde SEMG Catalunya también queremos hacernos eco de los graves problemas que se han producido en las residencias de mayores, donde se ha registrado el mayor número de fallecimientos, para que se pongan medidas y que, en el caso de rebrotes, esto no se vuelva a producir. Sin olvidarnos de todos los fallecidos y sus familias, a las que lanzamos todo nuestro apoyo y solidaridad a la hora de hacer frente a tan grandes pérdidas.

¡Feliz Día Mundial del Médico de Familia! 

Junta Directiva de SEMG Catalunya

 

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

El 52,8% de los médicos afirma que sólo se hacen test a los sanitarios sintomáticos o en contacto con positivos sin EPI

Es uno de los resultados más destacados de la nueva Encuesta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) contestada por 1.210 profesionales de todo el país entre el 24 de abril al 6 de mayo. Su objetivo era hacer una fotografía de la situación actual, especialmente ahora que se ha iniciado la fase de desescalada en la que el primer nivel tiene un papel importante en la detección precoz de los nuevos casos.

encuesta covid19 2Madrid, 13 de mayo de 2020 – Una reciente encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) para conocer la situación actual en la que se encuentran los profesionales sanitarios ante la pandemia COVID-19 -especialmente los de Atención Primaria-, revela nuevos datos sobre la desprotección en la que se encuentran los médicos del primer nivel asistencial.

El 52,8% de los encuestados afirma que se están haciendo test a los profesionales sanitarios, pero solo a los sintomáticos o con contacto estrecho con caso positivo sin uso de equipos de protección individual (EPIs). El 24% de los profesionales señala que no se están haciendo test a los sanitarios, frente a un 23,2% del total que afirma que si se están haciendo test a todos los trabajadores. En cuanto al tipo de test que se está realizando al personal sanitario, son PCR según el 65,8% de los encuestados; mientras que el resto señala el test rápido de anticuerpos de una banda (25,1%), el test rápido de anticuerpos de doble banda (22,7%) y el test rápido de antígenos (8,1%).

Este nuevo sondeo, llamado ‘Los profesionales ante el COVID-19: la nueva gestión de casos en Atención Primaria’ ha sido contestado por 1.210 profesionales de todo el país entre el 24 de abril al 6 de mayo. Su objetivo era hacer una fotografía de la situación actual, en comparación con la anterior encuesta de la SEMG realizada a mediados de marzo, especialmente ahora que se ha iniciado la fase de desescalada en la que el primer nivel tiene un papel importante en la detección precoz de los nuevos casos.

De los 1.210 profesionales que contestaron la encuesta, el 82,7% eran médicos de Atención Primaria. El resto de categorías profesionales que han participado han sido MIR de Medicina Familiar y Comunitaria (6,9%); facultativos de otras especialidades médicas (5,5%), y, en porcentajes muy inferiores, Enfermería de Atención Primaria y hospitalaria, EIR de Medicina Familiar y Comunitaria, etc.

Una de las preguntas de la encuesta hacía referencia a si los profesionales disponían, en su ámbito de trabajo, de las medidas de protección frente al COVID-19. Los resultados más destacados fueron que si hay cantidad suficiente de mascarillas quirúrgicas (857 encuestados señalaron que sí). Los profesionales también respondieron que sí, pero en cantidad insuficiente, en el caso de las mascarillas N95, FFP2 y FFP3 (según 725 encuestados), batas impermeables (según 652 encuestados), equipos completos insuficientes (según 624 encuestados) y protectores oculares (según 524 encuestados). Las respuestas en relación a que no hay ninguna disponibilidad fueron inferiores, destacando solo la referente a los equipos completos (369 encuestados respondieron que no tenían en su centro).

Este nuevo sondeo de la SEMG revela que la situación no ha mejorado con respecto a la encuesta anterior, dado que sólo el 23,2% de los profesionales sanitarios afirma que sí se consigue poner y quitar con suficiente seguridad los equipos de protección individual (EPIs) de los que dispone. En esta misma pregunta, el 26,7% afirmó no disponer de los EPIs recomendados, por lo que el proceso de colocarlo y quitarlo no está estandarizado.

En cuanto al acceso a los test y pruebas para la detección del COVID-19 entre sus pacientes, la encuesta de la SEMG revela que los sanitarios no tienen acceso especialmente a los test de antígenos (835 respuestas); a la petición de TAC (666 respuestas) y a los test de anticuerpos (637 respuestas). Sin embargo, sí que tienen acceso y sin limitaciones, siempre que sea necesario, a la petición de Radiología (748 respuestas) y a la analítica completa (490 respuestas). En el caso de los test PCR, 702 contestaron que sí tienen acceso a los mismos, pero con muchas restricciones.

En cuanto a la percepción del nivel de protección por parte de los trabajadores en su puesto de trabajo, también mejora la puntuación (de 0 a 10) con respecto a la encuesta anterior, ya que la mayoría de los profesionales encuestados ha contestado le darían un 5.4 de media (frente a los 4.1 del anterior sondeo de marzo). Sin embargo, el nivel de preocupación de los profesionales ante la pandemia actual crece y sigue siendo muy elevado, situándolo la mayoría de los encuestados en el 8.6 (en la anterior encuesta fue del 7.4).

Preguntas abiertas

Las palabras que más utilizaron los profesionales para describir la situación actual, en una de las preguntas abiertas de la última encuesta de la SEMG, fueron incertidumbre, caos, inseguridad, improvisación, desastre, abandono, desorganización, descoordinación, agotamiento, ansiedad, impotencia, cansancio, indignación, confusión, mala gestión, desconcierto, etc.

Así mismo, un total de 496 encuestados dejaron sus comentarios en la encuesta, contenido que desde la SEMG se estudiará y que pone a disposición de las Autoridades sanitarias por si consideran necesario analizarlos en vistas de introducir futuras medidas. “Continuamente están cambiando los protocolos; la disponibilidad de test llega tarde con respecto al momento epidemiológico. No hay consenso entre las actuaciones a realizar entre servicios de Urgencias, Atención Primaria y Medicina Interna”, según afirma uno de los profesionales que ha participado en la encuesta. 

pdfNota de prensa - 20200513

 

 

 

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

El nuevo tutorial del Grupo de Ecografía de la SEMG sobre COVID-19 obtiene fondos solidarios para el Sahara

Además de contribuir a la mejora de los conocimientos de los profesionales del primer nivel en relación al manejo del coronavirus, con este nuevo proyecto se han conseguido financiación para la adquisición de ecógrafos para los campos de refugiados saharauis.

Madrid, 6 de mayo de 2020 – La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), a través de sus diferentes Grupos de Trabajo, continúa elaborando materiales de interés en relación a la nueva enfermedad por coronavirus. El Grupo de Ecografía de la SEMG, cuyos miembros tienen una dilatada experiencia en la docencia ligada a la ecografía, ha elaborado un nuevo vídeo tutorial sobre la utilidad de la ecografía pulmonar en la enfermedad COVID-19, cuya novedad, en relación a los ya existentes, es que su contenido está destinado específicamente a profesionales en Atención Primaria.

tutorial eco fondos saharaNarrado en primera persona por el responsable del Grupo de Ecografía de la SEMG, el Dr. José Manuel Solla, en el vídeo se exponen las claves y ventajas de la utilización de esta técnica diagnóstica ante este nuevo virus “que tiene especial apetencia por el tejido pulmonar”. Desde este Grupo de trabajo de la SEMG consideran que la ecografía pulmonar puede ser de gran utilidad para el manejo del paciente con COVID-19 con afectación respiratoria, “debido a su seguridad, reproducibilidad, bajo coste y la posibilidad de usarla a pie de cama del paciente”, tal y como se evidencia en el suplemento especial de la Revista EuroEco.

Además de contribuir a la mejora de los conocimientos de los profesionales del primer nivel en relación al manejo del coronavirus, con este nuevo proyecto se ha conseguido un doble objetivo solidario. El vídeo ha contado con la financiación solidaria por parte de Fisaude y CHISON para la adquisición de ecógrafos para los campos de personas refugiadas del Sahara, donde la Fundación SEMG Solidaria tiene un importante proyecto desde el año 2007.

En concreto, se sumarán dos nuevos equipos de ecografía a este programa de la Fundación SEMG Solidaria cuya finalidad es formar al personal sanitario de la zona para que ellos mismos puedan utilizarlos en los campos de refugiados. Además de por Fisaude y CHISON, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha avalado el proyecto de SEMG Solidaria en el Sahara y aportará también fondos para que se compre uno de los nuevos equipos.

 pdfNOTA PRENSA 20200506

 

 

 LOGO SEMG Madrid

INTRODUCCIÓN

La COVID-19 es una enfermedad causada por SARSCoV-2 (coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2), un coronavirus que se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, en China. Este brote inicial en Wuhan se extendió rápidamente, afectando otras áreas de China y luego a otros países que llevaron a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarará la pandemia mundial el día 11 Marzo

En España, el primer caso de COVID-19 se detectó a finales del mes de Enero y desde entonces, el número de infecciones ha aumentado dramáticamente de forma progresiva y de alta velocidad que dio lugar a una crisis de salud sin precedentes que requerían la adopción de medidas excepcionales con miras a proteger la salud y la seguridad de la ciudadanía, contener el progreso de enfermedad y mitigar el impacto en la salud.

Para este fin, el pasado 14 de Marzo el Gobierno procedió a la declaración del estado de alarma en España que posteriormente, se ha extendido en tres ocasiones (actualmente está oficialmente extendido hasta el 9 de mayo). Desde el comienzo de la epidemia hasta el 20 de abril, se han reportado más de 2 millones casos de COVID-19 en todo el mundo (160,000 muertes) de los cuales 204,178 corresponden a España (con 21,282 muertes).

En la Comunidad de Madrid la situación ha sido todavía peor, convirtiéndonos en la Comunidad con las peores cifras de afectados y fallecidos de todo el país e incluso de toda Europa. (VER DOCUMENTO COMPLETO)

pdfDOCUMENTO PROPUESTA DESESCALADA

 

 

 

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

#NiunProfesionalMuertoMás

Según las últimas cifras oficiales facilitadas este fin de semana por el Ministerio de Sanidad, ya son 37.103 los profesionales sanitarios que han dado positivo por coronavirus COVID-19 desde el inicio de la crisis. Se estima que al menos 39 profesionales de la Medicina han perdido la vida hasta la fecha por haberse contagiado mientras trabajaba, gran parte de ellos de Atención Primaria.

El informe científico-técnico sobre la COVID-19 del propio Ministerio (con fecha del 20 de abril) admite que este porcentaje tan alto de sanitarios contagiados se debe a la falta de información en la fase inicial del virus y a la escasez de materiales de protección por problemas de abastecimiento a nivel mundial.

La falta de medios ha sido fundamental a la hora de tener esta incidencia, pero seguimos sin disponer de todos los equipos de protección suficientes, equipos que cumplan con las garantías de protección adecuadas y un escaso acceso a la realización de test fiables que nos indiquen en que situación epidemiológica nos encontramos.

Sin embargo, no sólo debemos fijarnos en el impacto a nivel físico de esta crisis sanitaria, sino en el psicológico, que sin duda dejará importantes secuelas en un futuro para nuestro colectivo. Muchos de nuestros compañeros han vivido la enfermedad en primera persona, han teniendo que aislarse, o han perdido algún paciente, familiar o conocido por esta enfermedad.

Un gran impacto a nivel psicológico por la impotencia que hemos sentido en innumerables ocasiones cuando sabes que cada paciente puede ser una vía de contagio, pero tu vocación te impide dejarlo desatendido, a pesar de no disponer del equipo de protección individual adecuado. Conflicto moral y ético cuando sabes que puedes transmitir la enfermedad a tus pacientes, compañeros y familiares porque, bien por síntomas leves o bien por contacto estrecho con otros contagiados, debes seguir trabajando por instrucciones de tu entidad a través de los servicios de salud laboral o preventiva; sin embargo, tienes dudas de tu situación respecto al COVID-19 y no tienes acceso a la realización del test, ni siquiera siendo profesional y suponiendo un problema de salud pública. Y, además, te lo llevas a casa y puedes contagiar a tu familia, con la carga emocional que ello supone y el aislamiento, no solo social, sino también familiar y domiciliario que muchos de estos profesionales tienen desde hace semanas.

Todo esto pasará factura, nos pasará factura, pero además nos duele como profesionales que queremos hacer nuestro trabajo lo mejor posible, que queremos colaborar en el día a día en esta trinchera en la que los muertos han ido cayendo por centenas.

Y dentro de esta situación, vemos también cómo los profesionales están muriéndose por permanecer en primera línea de este campo pandémico de batalla. Cada profesional con su historia personal. Cada profesional muerto con su tragedia familiar.

La SEMG quiere hacerse eco de esta circunstancia y denunciar la situación.

  • #NiunProfesionalMuertoMás por no disponer de suficiente protección en su trabajo.

  • #NiunProfesionalMuertoMás por no recibir la atención adecuada, incluido el imprescindible estudio serológico.

  • #NiunProfesionalMuertoMás por infravalorar las repercusiones en aquellos que están en primera línea: enfermería, médicos, farmacéuticos, celadores, personal administrativo sanitario, etc. profesionales veteranos, profesionales en formación… con una especial mención al ámbito de la Atención Primaria, a la que pertenecemos y que ha sido especialmente dañada, pero, en definitiva, por todos aquellos que están continuamente dándolo todo y que no quieren ser héroes, quieren ser profesionales reconocidos por su trabajo antes, durante y después de la pandemia por COVID-19.

Desde la SEMG queremos hacer un homenaje a los compañeros que ya no están con nosotros, mandar un abrazo a sus familias y recordar a todos los que han fallecido en esta pandemia, a quienes todos echaremos de menos en consulta.

Los médicos de familia, los médicos de Atención Primaria, la SEMG, con nuestros compañeros fallecidos, con todas las víctimas y sus familias. 

 Madrid, 27 de abril de 2020

pdfCOMUNICADO SEMG

 

 

 

Logo CATALUÑA BIG LUTO LAZO NEGRO LITE

La Societat Catalana de Metges Generals i de Família (SEMG Catalunya), juntament amb la nostra entitat matriu, la Societat Espanyola de Metges Generals i de Família (SEMG) celebrem que, cinc setmanes després de la Declaració de l'Estat d'Alarma per la pandèmia de coronavirus, l'Atenció Primària entra, per fi, dins el discurs de Govern en relació a la gestió dels casos. Cal recordar que des de la SEMG venim reclamant des de l'inici de l'estat d'alarma el paper que li hauria d’haver correspost al primer nivell assistencial a l'hora de portar un abordatge comunitari i de contenció en aquesta crisi sanitària.

No obstant això, és ara que es vol iniciar el procés de “desescalada”, quan els professionals que treballen a l’Atenció Primària tenen la gran responsabilitat d’indicar quan cal fer-ho en cada comunitat autònoma, sobre la base de les dades d'afectats.

Però, per a poder detectar i conèixer la realitat dels casos de contagis a cada regió no només n'hi ha prou amb anunciar-ho: cal que, d'una vegada i per sempre, l'Atenció Primària  disposi  de  les  eines  adequades i tingui  accés a les proves diagnòstiques per a poder fer-ho. Aquest material ha estat absent, i continua absent en la majoria dels centres assistencials. Principalment, els tan anunciats test massius de detecció, que des de que es van prometre podrien haver permès aïllar, ja des del primer nivell els possibles casos, evitant d'aquesta manera la propagació dels contagis amb tanta rapidesa.

Sense oblidar-nos també que, a dia d'avui, el personal dels centres de salut segueix encara sense disposar dels mitjans de protecció adequats, no sols en la consulta, sinó en l'atenció domiciliària, la qual cosa ha provocat que ells mateixos hagin emmalaltit i, sense saber-ho, hagin contagiat als seus propis pacients i companys. Un fonendoscopi i una mascareta quirúrgica com a úniques eines no són la dotació més adequada. En cas de seguir així, pensem que els casos d'infectats pel virus SARS-CoV-2 no només no s'estabilitzaran, sinó que possiblement seguiran en augment.

Durant tota la crisi, els professionals d'Atenció Primària han estat adaptant el seu treball a la nova situació per a no deixar desatesos als seus pacients, principalment als crònics. No obstant això, en haver estat absent del discurs polític i mediàtic (excepte honroses excepcions) de cara a la població, és com si el seu personal hagués estat de braços plegats. Anuncis com el d'ahir semblen ignorar tot el que el primer nivell portava fent fins ara, en la major part dels casos sense recursos ni protecció, malgrat comptar amb proves tan evidents, com que la majoria dels professionals morts per aquesta nova malaltia han set metges de família.

Reclamem, una vegada més, que es reconegui el treball de l'Atenció Primària en l'abordatge d'aquesta crisi, es protegeixi als seus professionals i se'ls doti dels recursos necessaris per a exercir el seu treball en les condicions adequades a la pandèmia que vivim de manera que puguin demostrar la capacitat resolutiva que els caracteritza, contribuint així, a més, a la seguretat dels pacients.

AGRAÏMENTS 

La Societat Catalana de Metges Generals i de Família (SEMG Catalunya) vol mostrar el seu agraïment per les mostres de reconeixement i suport expressades pel Dr. Jaume Padrós, president de Col·legi Oficial de Metges de Barcelona, ​​que en l'entrevista recentment realitzada a TV3 reconeix la importantíssima labor, com a escut del sistema sanitari, que han dut a terme els professionals de l’Atenció Primària, reestructurant les seves tasques i enfrontant-se a la pandèmia, arriscant les seves pròpies vides donada la manca d'equips de protecció. S'ha mostrat orgullós i, fins i tot emocionat, davant la resposta valenta dels professionals que conformen el nostre sistema sanitari.

També felicitem la iniciativa del Col·legi Oficial de Metges de Lleida, presidit pel Dr. Ramon Mur Garcés, que davant l'especial situació de vulnerabilitat del col·lectiu sanitari va prendre la decisió d'importar equips de protecció biològica per tota la col·legiació i centres sanitaris amb mancances. 

Barcelona, 21 d’abril de 2020

 

 

 logo SEMG COLOR LUTO LITE 

Las cifras oficiales apuntan a un 15% del personal sanitario infectado, lo que parece contradecir la realidad que viven los propios clínicos en su entorno laboral, donde las dificultades del personal sanitario para hacerse test y pruebas diagnósticas están impidiendo que se puedan cuantificar los datos de forma verídica. Proyectos como la encuesta CovidEnSalud y Escudo Sanitario pretenden hacer un mapa real de la situación de estos profesionales y los centros sanitarios más afectados por la pandemia.

Madrid, 23 de abril de 2020 – Los trabajadores del sector salud están afrontando esta epidemia de COVID-19 sin los medios de protección suficientes -tal y como ya se constató en la Encuesta realizada a mediados de marzo por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)- lo que se ha traducido en un elevado número de contagiados. Las cifras oficiales apuntan a un 15% del personal sanitario infectado, lo que parece contradecir la realidad que viven los propios clínicos en su entorno laboral, donde las dificultades del personal sanitario para hacerse test y pruebas diagnósticas están impidiendo que se puedan cuantificar los datos de forma verídica.

Por este motivo, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, en un intento de conocer la realidad de la afectación en nuestro país, ha decidido dar su aval y colaborar con dos iniciativas que “aportan valor al conocimiento del comportamiento de la pandemia entre los profesionales sanitarios y que nos ayudarán a comprender y combatir esta crisis sanitaria”, tal y como afirma la Dra. Pilar Rodríguez Ledo, responsable de Investigación de la sociedad médica. Esta información nos serviría, además, para adquirir los conocimientos suficientes para realizar un abordaje más eficiente de situaciones futuras similares.

La primera de ellas es la Encuesta sobre la prevalencia de COVID-19 en el entorno sanitario, llamada CovidEnSalud, respaldada, además de por la SEMG, por otras plataformas sanitarias de ámbito nacional con el asesoramiento del Dr. César Serrano García, facultativo del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona.

Las estadísticas oficiales hablan de que un 15% de los sanitarios de toda España ha llegado a contagiarse por el SARS-CoV-2. Sin embargo, las pruebas para la detección del SARS-CoV-2 no se están realizando a los profesionales de la manera más óptima para controlar una pandemia. Por un lado, tal y como ha reconocido el propio Ministerio de Sanidad, no se están haciendo pruebas periódicas a sanitarios en riesgo de contagio y, por otro, son numerosas las quejas de los sanitarios en España por las dificultades que han tenido para acceder a estas pruebas. A todo esto, se le suma la falta de equipos de protección integral para la correcta protección del personal sanitario, que ya fue detectada y denunciada al inicio de la pandemia por SEMG y otras organizaciones colegiales, sindicatos y profesionales a título individual.

Por lo tanto, los objetivos de la encuesta CovidEnSalud son obtener una instantánea de los sanitarios en España que han estado o están contagiados mediante el empleo de la definición de caso probable; determinar cómo evoluciona el número de sanitarios contagiados por SARS-CoV-2 en España durante la epidemia para detectar precozmente posibles áreas en peligro; e instar a los organismos oficiales a que desarrollen urgentemente herramientas similares, pero más profesionalizadas, con el fin de dar cobertura a los profesionales sanitarios y garantías a la población.

Escudo sanitario

La otra iniciativa que ha decidido apoyar la SEMG es la denominada Escudo Sanitario impulsada por el Dr. Rubén Pérez-Mañanes, cirujano ortopédico oncológico en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid que, con el inicio de la pandemia de COVID-19, decidió sacar adelante la aplicación móvil hecha por y para sanitarios, en la que notifiquen su estado de salud, si están contagiados por coronavirus, si tienen acceso al material EPI, si están en periodo de cuarentena o aislamiento, y otras variables como el riesgo y la fatiga que sufren. El objetivo es contar con un mapa real de la situación de estos profesionales y los centros sanitarios más afectados por la pandemia, a través de datos aportados voluntariamente por los profesionales, respetando su anonimato.

El Dr. Rubén Pérez-Mañanes insiste en que no se trata de una encuesta ni de un ensayo clínico, sino de una herramienta en la que el profesional sanitario reporta su estado COVID-19, lo mantiene actualizado (la herramienta genera recordatorios) y esos datos se agrupan para presentarlos en un mapa abierto de toda España (con zonas calientes y detalle por zoom a puntos y centros).

Esta iniciativa civil, voluntaria y altruista ha dado lugar a una herramienta diseñada específicamente y circunscrita para la contingencia COVID-19 con el objetivo de visibilizar la situación de los profesionales sanitarios que están en la primera línea. La SEMG ha sido la primera sociedad científica que ha dado su apoyo, aunque Escudo Sanitario está recabando el apoyo de otras organizaciones para poder llegar a un mayor número de profesionales.

Atención con seguridad

La SEMG seguirá desarrollando y avalando iniciativas diversas que nos aporten cual es la realidad de esta pandemia de transmisión comunitaria, “que precisa para su correcto abordaje de profesionales provistos de las condiciones adecuadas de protección, así como de los test que evidencien la situación epidemiológica del conjunto de la población, por una parte, y de sus profesionales, por otra, para atender con seguridad a todos aquellos que precisan de nuestros servicios”, según la Dra. Pilar Rodríguez Ledo. Del mismo modo, nos mantenemos a la disposición de la Administración y del resto de sociedades científicas para colaborar conjuntamente con esta finalidad, señala la también vicepresidenta de la SEMG.

 pdfNota de prensa - 20200423