Síguenos enSigue a SEMG en Facebook!Sigue a SEMG en Linkedin!Sigue a SEMG en RSSSigue a SEMG en YouTube!

Área de Socios

Archivo Histórico

El déficit de médicos será más general en la próxima década

Diario Médico. Álvaro Sánchez León

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población española crecerá en 2,7 millones durante los próximos diez años. Para los expertos en demografía médica, este aumento recrudecerá la escasez de profesionales en todo el Sistema Nacional de Salud desde 2018.

España tendrá 2,7 millones de habitantes más dentro de diez años, un periodo en el que casi todas las comunidades aumentarán su población, salvo Asturias, Castilla y León, Galicia, País Vasco y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Son los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que prevé que en 2018 la población empadronada en el país podría rebasar los 47,78 millones de personas, casi el diez por ciento de ellos mayores de 75 años. Dentro de una década y con este crecimiento demográfico progresivo, ¿habrá recursos humanos suficientes en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para una asistencia sanitaria de calidad?

Según Miguel Ángel García, coordinador de estudios de la Fundación CESM y coautor del primer estudio español sobre demografía médica, "para cubrir el incremento poblacional de 2,7 millones de habitantes nos harían falta unos 9.500 médicos más, además de cubrir las plazas de los 28.000 profesionales que se jubilarán en estos diez años. En total, necesitaríamos 37.500 médicos para dentro de una década. Teniendo en cuenta que de las facultades españolas salen cada año 4.000 licenciados, sólo con ellos tendríamos más de 40.000 profesionales formados en 2018. El crecimiento demográfico en estos diez años será absorbido por los titulados que salgan de las universidades en este tiempo. A éstos habría que añadir también los médicos extranjeros que se integren en el SNS en este periodo".

Variables del repunte

Aun así, García considera que hay demasiadas variables para sentenciar que el equilibrio entre nuevos licenciados y facultativos retirados será el ideal en los próximos diez años: "Habrá especialidades que seguirán siendo deficitarias, como Anestesia, Medicina de Familia, Pediatría y Radiología, y seguirán creciendo los sistemas sanitarios autonómicos, que continuarán sumando nuevas infraestructuras".

Además, el coordinador de estudios de la Fundación CESM considera que "el repunte demográfico mantendrá la tendencia actual de la inmigración, y continuará habiendo profesionales formados en España que prefieran trabajar en el extranjero. Por eso, García cree que "deberá tenerse en cuenta la entrada de facultativos de otros países, la recuperación de los médicos que han emigrado y la captación de profesionales que hubieran abandonado el ejercicio.

También podría contemplarse el reconocimiento oficial de los mestos y otras medidas encaminadas a compatibilizar la vida familiar y la vida laboral". Según él, las necesidades serán más urgentes unos años después: "Entonces, habrá que hacer frente a la esperada reducción de ratios de profesionales, cuando se jubilen las masivas promociones formadas en los años 70. Para esto aún estamos a tiempo de actuar vigilando la evolución de la situación. Comienza a parecer prudente el incremento del 40 por ciento de las plazas anunciado por Educación para los próximos cinco años".

Inmigración y Ginecología

Beatriz González López-Valcárcel, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas y coautora del informe sobre necesidades de especialistas presentado por Sanidad, coincide con este planteamiento. Según ella, "el aumento de población previsto por el INE es bastante considerable y, como es lógico, se notará en el recrudecimiento de la falta de médicos en el SNS". Desde su punto de vista, si el incremento lo protagonizara la inmigración, la especialidad con más problemas será Ginecología. De todos formas, aclara que "los extranjeros que vienen a nuestro país consumen menos servicios sanitarios que los propios españoles".

¿Habrá ley del péndulo?

Las administraciones centrales y regionales son conscientes del problema de recursos humanos que ya padece el Sistema Nacional de Salud. Poco a poco se van arbitrando soluciones más a largo que a corto plazo, como el aumento de plazas de pregrado anunciado por Educación para los próximos cinco años, pero la sensación generalizada es que el Ministerio de Sanidad debe poner en marcha un proceso más ambicioso con medidas eficaces acelerando su poder ejecutivo. En contra de lo que piensa la Organización Médica Colegial, el departamento de Bernat Soria actúa como si el déficit de profesionales fuera general y tuviera repercusiones en todas las especialidades.

El miedo de los sindicatos, de los colegios profesionales y de los decanos de Medicina es que la ley del péndulo se imponga y, en unos años, lo que era déficit de médicos se convierta en plétora de licenciados en las listas del paro. En ese caso, el aumento de puestos universitarios será directamente proporcional al incremento de las bolsas de desempleo. El diagnóstico está claro pero no es fácil acertar en el tratamiento: es la hora del liderazgo de Sanidad.

 

 

 

Cláusula de consentimiento para cookies.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies.